Higiene bucal en adultos mayores dependientes

La valoración de la salud en adultos mayores debe realizarse, preferentemente, de acuerdo a la funcionalidad que tengan, ya que además de ser más vulnerables a presentar enfermedades crónicas y degenerativas (debido al proceso normal de envejecimiento, presentan también gran variabilidad en el estado de salud tanto física, como médica y mental. Así, el objetivo del profesional de la salud, más que curar las enfermedades que se puedan tener, sería mantener la independencia funcional del individuo, sin importar qué enfermedad lo aqueje.

En este sentido, se reconocen tres grupos dentro de los que puede caber una persona:

 

  • Adulto mayor autovalente: Es aquel que puede valerse por sí mismo, sin ayuda de terceros, para realizar sus actividades diarias.
  • Adulto mayor frágil: Es el que ve afectada su autonomía por factores físicos, ambientales, psicológicos, sociales y/o económicos y necesita cierto nivel de ayuda para realizar sus actividades diarias. Suele estar en el hogar o institucionalizado.
  • Adulto mayor dependiente: Este se encuentra imposibilitado -por limitaciones físicas o mentales- para satisfacer sus necesidades básicas y necesita ayuda constante para realizar todas sus tareas diarias, incluidas las de higiene personal. Igualmente, se encuentra por lo general en el hogar (atendido de planta por un familiar, o institucionalizado).

 

Estos últimos son los más vulnerables. Entre las patologías más prevalentes en este grupo se encuentran padecimientos como: caries radicular, enfermedad periodontal, disminución de la función salival, candidiasis, quelitis angular, mucositis, cambios sensoriales, lesiones cancerizables y cáncer oral.

 

Además, uno de los problemas dentales que más afecta a la población de adultos mayores dependientes es una pobre higiene bucal, que “se debe a la incapacidad de estos pacientes de realizar, por sí solos, la higiene de su cavidad bucal, teniendo que depender de sus cuidadores, los cuales en muchas ocasiones, no lo consideran una actividad prioritaria, no saben cómo realizarla o simplemente no la realizan”. Por esto, es muy importante concientizar a los cuidadores sobre la importancia de la higiene bucal, así como entrenarla sobre el correcto cepillado dental y demás cuidados de higiene bucal que se deban tener para con el adulto mayor dependiente.

 

Para generar conciencia de una manera eficiente, es recomendable utilizar datos concretos como los siguientes:

 

  • Se ha demostrado que la pobre higiene bucal predispone al riesgo de infecciones de las vías respiratorias, como la neumonía.
  • Las malas condiciones de salud bucal “contribuyen al desarrollo de estomatitis, dolor local y dificultad al tragar, causando disconfort en la alimentación del individuo, comprometiéndose las funciones bucales de masticación, deglución y gusto”.
  • La calidad de vida del adulto mayor dependiente, también se ve afectada por el grado de confort que pueda tener respecto al estado de su dentadura y su higiene bucal.

 

Una correcta higiene bucal ayudará a conservar la calidad de vida, salud, nutrición y confort del adulto mayor dependiente.

 

 

Bibliografía:

 

Romo, F., Díaz, W., Schulz, R. and Torres, M. (2011). Tópicos de odontología integral. 1ra ed. Chile, pp.85-96.