Musicoterapia para el control de ansiedad odontológica

La ansiedad odontológica, un “estado de aprensión de que algo terrible va a suceder en relación con el tratamiento dental” que se combina con una sensación de pérdida de control, se considera un problema común que se presenta tanto en niños como en adultos. Se estima que uno de cada seis adultos padece algún tipo de ansiedad, mientras que entre el 5.7% y el 19.5% de los niños la presentan.

 

Las personas que viven esto, suelen descuidar su salud dental, lo cual implica un problema tanto para ellos como para los odontólogos. Una vez que una persona con ansiedad se decide a recibir tratamiento, es indispensable que la relación paciente-dentista no se vea influida por la ansiedad, ya que esto podría conducir incluso al diagnóstico y tratamiento inadecuados.

 

En este blog ya se han expuesto varias maneras de ayudar a los pacientes a superar o sobrellevar su ansiedad, que incluyen el establecimiento de una relación empática y brindar información veraz y oportuna al paciente. Además, existen muchas otras opciones, como los tratamientos farmacológicos, el biofeedback, la hipnosis o las intervenciones conductuales. En este caso se hablará de la musicoterapia como herramienta para disminuir la ansiedad odontológica.

 

El término musicoterapia se refiere al “uso de la música y/o sus elementos (sonido, ritmo, melodía, armonía) realizado por un musicoterapeuta calificado con un paciente o grupo, en un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas”.

 

En cuanto a su aplicación en el ámbito de la odontología y la salud en general, se ha utilizado mayormente la escucha pasiva de la música (por parte del paciente) antes y/o durante de la realización de algún procedimiento (ya sea de rutina o incluso una cirugía). Se cree que la música reduce la ansiedad gracias a un efecto relajante o de distracción, que a su vez disminuye la actividad de los sistemas neuro-endocrino y sistema nervioso simpático.

 

Existen diversos estudios sobre el efecto que tiene la música en pacientes odontológicos con ansiedad. La mayoría reportan un efecto positivo de la música respecto a la disminución de la ansiedad. Por ejemplo, un estudio realizado en Colombia con niños con síndrome de Down arrojó que el 80% de los niños que habían sido expuestos a la música durante su procedimiento, no presentaron ansiedad; mientras solo el 27% de los niños del grupo control no presentó ansiedad.

 

Respecto a las recomendaciones que se pueden hacer sobre la elección de la música, un estudio en el que se realizó una revisión de varios estudios experimentales, afirma lo siguiente:

 

  1. “La música puede ser una intervención no farmacológica útil y es preferible a los tratamientos farmacológicos para reducir la ansiedad odontológica, tanto en niños como en adultos.
  2. Los pacientes deben poder elegir, siempre que sea posible, el estilo musical permitiéndoles traer su propia selección musical.
  3. Que la música pregrabada se ofrezca a través de auriculares durante el procedimiento dental a los pacientes adultos, con el fin de reducir su ansiedad odontológica”.

 

Bibliografía:

 

Gómez Scarpetta, Ruth Ángela, Durán Arismendy, Lorena, Cabra Sosa, Leidy Johana, Pinzón Vargas, Claudia Tatiana, Rodríguez Becerra, Nayarith Rosana, MUSICOTERAPIA PARA EL CONTROL DE ANSIEDAD ODONTOLÓGICA EN NIÑOS CON SÍNDROME DE DOWN. Revista Hacia la Promoción de la Salud [en línea] 2012, 17 (Julio-Diciembre) : [Fecha de consulta: 8 de abril de 2018] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=309126826002> ISSN 0121-7577

 

 

Sanjuán, M. Intervenciones musicales para la ansiedad odontológica en pacientes pediátricos y adultos. Best Practice.[en línea] 2015, 2: [Fecha de consulta: 8 de abril de 2018] Disponible en:http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1988-348X201500020001

 

¿Para qué necesita las vacaciones un profesional de la salud?

Muchas veces pareciera que los profesionales de la salud son personas que deben estar disponibles para cualquier cosa, las 24 horas del día, los 365 días del año; y en algunos sentidos, así puede ser. Sin embargo, como cualquier otro individuo, los profesionales de la salud son seres humanos y requieren de un merecido descanso. A continuación se presentan algunos beneficios que traen las vacaciones:

 

Salud cardiaca

La Asociación Médica Americana encontró que los hombres que suelen tomar vacaciones anuales frecuentes tiene menos probabilidades de morir a consecuencia de enfermedades cardíacas.

 

Menos estrés

Las vacaciones son un tiempo para despejar la mente y liberarse del estrés laboral. Ahora, si las vacaciones se convierten en un periodo solamente para recuperar fuerzas para poder enfrentar de nuevo la vida laboral, quizá deba considerarse hacer una reestructura, ya sea de la carga laboral o de la actitud con que se asume el trabajo. Además, una investigación del Departamento de Servicios de Salud de Arizona concluyó que las mujeres que toman vacaciones con frecuencia tienen menos probabilidades de estar tensas, deprimidas o cansadas que aquellas que no lo hacen.

 

Novedad

Ya sea que se realice un viaje o no, las vacaciones son un excelente momento para hacer cosas diferentes. Esto no solo ayudará al descanso y la distracción, también sirve para enriquecerse cultural, mental y espiritualmente.

 

Disminución de la presión arterial.

Un estudio realizado por Nuffield Health, la mayor organización benéfica de salud del Reino Unido, reveló que los vacacionistas presentan una disminución de la presión arterial, respecto a aquellas personas que permanecen en sus lugares de trabajo.

 

Estrechar lazos interpersonales

Durante las vacaciones (sobre todo los profesionales de la salud, que suelen tener agendas demandantes) pueden aprovechar para estar en contacto con familiares o amigos a los que no se tiene ocasión de frecuentar de manera habitual. Esto ayudará al individuo a sentirse parte de un grupo, por lo que estará más confortado y alegre.

 

Mejor calidad del sueño

El mismo estudio establece que las personas que están de vacaciones presentan un aumento en la calidad del sueño de hasta 17%.

 

Reflexionar

Muchas veces la rutina impide darse un tiempo para la introspección. Tener varios días libres puede servir al individuo para reflexionar sobre el curso de su vida (no solo en el ámbito laboral), plantearse nuevas metas, decidir si debe hacer cambios en su rutina o hábitos.

 

Menor probabilidad de contraer diabetes

El estudio hecho por Nuffield Health propone que las vacaciones provocan una caída en los niveles de glucosa, por lo que reducen el riesgo de obesidad y diabetes en los vacacionistas y aumentan el estado de ánimo y los niveles de energía.

 

Mejor rendimiento

Después de un periodo vacacional, regularmente se tiene más energía, mayor disposición y creatividad para enfrentar las actividades laborales. Además, es probable que se revaloren todos los aspectos positivos del trabajo (relaciones interpersonales, realización, remuneración…). De no ser así, sería necesario llevar a cabo un proceso de instrospección para trazar un plan de mejora o cambio.

 

Bibliografía:

 

EL BOTIQUÍN. (2018). 5 beneficios que las vacaciones traen a tu salud. [en línea] Fecha de consulta: 8 de abril de 2018. Disponible en: http://www.elbotiquin.mx/salud-mental/5-beneficios-que-las-vacaciones-traen-tu-salud

 

Tus Buenos Momentos. (n.d.). 10 Ventajas de las vacaciones. [en línea] Fecha de consulta: 8 de abril de 2018. Disponible en: https://tusbuenosmomentos.com/ventajas-vacaciones/