Detección del maltrato físico infantil en la consulta odontológica. Segunda parte

En la primera parte de este artículo se definió el maltrato infantil y se describieron algunos puntos a observar para poder detectarlo. En esta segunda parte se ahondará más en los signos a observar para poder identificarlo eficazmente.

 

En caso de que alguna de las lesiones encontradas en el menor se trate de algo referido como un “castigo” aplicado por los padres, se considerará maltrato físico si:

 

1) provoca equimosis o excoriaciones

2) requiere atención médica u odontológica

3) se produce por puntapiés o golpes con el puño cerrado

4) emplea instrumentos romos

5) se aplica en zonas del cuerpo que no sean las nalgas, manos o piernas

6) da como resultado numerosos golpes

7) se aplica a un niño antes de que haya aprendido a caminar

8) se aplica más de 3 veces 8 al día

9) vigorosas sacudidas a niños pequeños, con el potencial de causar hematomas subdurales

 

La siguiente tabla muestra algunas lesiones por maltrato infantil -según su ubicación- que pueden ser encontradas en niños:

 

Ubicación Posible Causa
Mejilla Abofeteado (marcas de dedos evidentes)
Periórbitas bilaterales Golpe a la altura de los ojos con la mano abierta o cerrada
Lóbulos de la oreja Pellizcos o tironeado de esta zona
Labio superior, frenillo labial o piso de boca Alimentación al niño en forma forzada o impaciente
Comisura labial Amordazamiento o quemadura por cuchara caliente
Cuello Estrangulación con la mano o con algún objeto
Brazos y hombros Compresión al agarrar y sacudir a los niños con fuerza o violencia
Muñecas y tobillos Aplicación de ataduras

 

Además, existe otro aspecto del maltrato infantil llamado negligencia o descuido dental, que ha sido definido por la Academia de Odontología Pediátrica de Estados Unidos (AAPD) como: “la falla de los padres o tutores de buscar y obtener el tratamiento apropiado y disponible para la caries dental, infecciones orales y cualquier otra condición de los dientes y estructuras adyacentes que dificulten o imposibiliten la alimentación, que cause dolor crónico, que retrase el crecimiento y desarrollo del niño o que imposibilite al niño realizar actividades diarias como jugar, caminar o ir a la escuela”.

 

En la tercera parte de este artículo encontrarás información sobre cómo diagnosticar el maltrato físico infantil y qué puedes hacer al respecto.

 

Bibliografía:

Doria Martínez, A, Navarro Chong, M, La odontología en el diagnóstico del maltrato infantil. Universitas Odontológica [en línea] 2016, 35 (Enero-Julio): [Fecha de consulta: 8 de mayo de 2018] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=231248043006> ISSN 0120-4319

Gallegos, L, Miegimolle, M, Planells, P. Manejo de la conducta del paciente maltratado. Acta Odontológica Venezolana  [en línea] 2002, 40, 3: [Fecha de consulta: 7 de mayo de 2018] Disponible en: https://www.actaodontologica.com/ediciones/2002/3/manejo_conducta_paciente_maltratado.asp