Atención odontológica durante la gestación. Segunda parte

En la primera parte de este artículo se describieron algunas generalidades sobre la atención odontológica de la mujer gestante y el plan de tratamiento a seguir durante este periodo de su vida. Esta segunda parte incluye algunas especificaciones sobre el plan de tratamiento, la posición del sillón durante el embarazo y la influencia de la relación paciente-odontólogo en la aceptación del tratamiento por parte de la mujer embarazada.

 

En general, se recomienda prestar singular cuidado y atención al realizar todos los procedimientos al tratar a una gestante, para evitar cualquier posible error y las complicaciones que estos puedan implicar. En el primer trimestre de gestación, durante la atención odontológica, puede aumentar la posibilidad de regurgitación, náuseas y vómito, lo cual “dificultaría la colocación de dique de hule” Se recomienda usar anestesia “depurando la técnica para evitar intentos fallidos”.

 

En el segundo y tercer trimestres, la gestante “puede mostrar mayor hipotensión simplemente al colocarse en decúbito dorsal (supino) en el sillón dental. Considerando el desplazamiento visceral, las sesiones no deben ser mayores a 25 minutos”. Los procesos de eliminación de caries y obturación del órgano dentario deben llevarse a cabo en una sola cita, así como también debe evitarse la colocación de curaciones temporales. Durante los tratamientos de conductos, es necesario “instrumentar con extrema precaución, para evitar perforaciones del ápice y condicionar bacteremias transitorias. En caso de abscesos periapicales y/o parodontales, realizar de inmediato el tratamiento indicado”.

 

Posición del sillón dental por trimestre

La posición de la paciente es un aspecto muy importante para la atención de la mujer embarazada. Para el primer trimestre, se recomienda colocar el sillón a 165°, a 150° durante el segundo, y durante el tercer trimestre a 135°.

 

Relación paciente-odontólogo

Un estudio realizado por la Asociación Brasileña de Postgrado en Salud Colectiva, publicado en la revista Ciencia y Salud Colectiva, encontró que hay otros factores que influyen en si la gestante acepta o no un tratamiento odontológico, además de los miedos basados en mitos o rumores populares. Uno de estos factores es la confianza que la gestante pueda tener en su odontólogo como profesional de la salud en general. Es decir, muchas veces las personas perciben que los dentistas no tienen suficientes conocimientos sobre salud en general (o sobre embarazo en particular) ya que se dedican a la salud de un área pequeña y muy específica del cuerpo, que es visto como algo de menor importancia (aunque realmente no lo sea). Será muy importante que el odontólogo establezca una relación abierta, de confianza y mucho diálogo con la gestante (y de preferencia con su obstetra también), para que esta pueda sentirse segura y acceda a recibir el tratamiento necesario.

 

 

Bibliografía:

 

Britto Codato, Lucimar Aparecida, Nakama, Luiza, Cordoni Júnior, Luiz, Sassahara Higasi, Maura, Atenção odontológica à gestante: papel dos profissionais de saúde. Ciência & Saúde Coletiva [en línea] 2011, 16 (Abril-Sin mes) : Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63018472029> ISSN 1413-8123

 

Fernández García, O. and Chávez Medrano, M. (2010). Atención odontológica en la mujer embarazada. Archivos de Investigación Materno Infantil, [en línea] 2(2), pp.80-84. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/imi/imi-2010/imi102g.pdf

Atención odontológica durante la gestación. Primera parte

La Secretaría de Salud considera a las mujeres gestantes como un grupo prioritario, debido a la importancia del acompañamiento médico durante este periodo de la vida. Sin embargo, aún existen ideologías que rechazan el cuidado odontológico debido a las molestias que este ocasiona y los temores que existen alrededor del tratamiento dental, por lo que la demanda de este servicio ha sido baja a través del tiempo.

 

Diversas ideas falsas circulan en el relato popular sobre salud bucal en el embarazo, una de estas es que “los dientes maternos sufren descalcificación”, “el bebé le roba el calcio a los dientes de la mamá”, que las radiaciones dentales producen daño y que los medicamentos que usan los odontólogos son nocivos. Sin embargo, las investigaciones desmienten esta información y afirman que “Hasta el momento se acepta que: el embarazo no descalcifica los dientes, la dosis de radiación dental que se emplea no causa daño (por seguridad utilizamos el mandil de plomo) y los medicamentos (penicilina y paracetamol) y anestésicos como los tipo amida (lidocaína) que se emplean usualmente en la práctica odontológica no tienen repercusión materna ni fetal. No utilizamos anestésicos tipo éster (prilocaína) porque podemos provocarle síndrome de «metahemoglobulinemia» por la acción del metabolito final de dicho anestésico”.

 

Para lograr que las mujeres embarazadas acudan a consulta es necesario que el Sector Salud, tanto en el ámbito privado como en el público, realicen esfuerzos para dotar a las personas con información veraz sobre la atención odontológica durante el embarazo.

 

Una vez que la gestante se presenta en consulta, el inicio de la atención odontológica consistirá en realizar la historia clínica, determinar la edad gestacional,  exploración, rayos X, diagnóstico, detección de focos de infección y plan de tratamiento. De ser posible, el primer paso en el tratamiento dental será ponerse en contacto con el obstetra al cuidado de la paciente para discutir el estado médico, los requerimientos dentales y el plan del tratamiento propuesto.

 

La atención total se puede dividir en tres etapas, de acuerdo a los trimestres del embarazo. Como es bien sabido, el embarazo tiene una duración promedio de 40 semanas (280 días), que para su mejor acompañamiento y comprensión se mide en trimestres: el primero va desde la concepción hasta la semana 13.5; el segundo abarca de la semana 13.6 hasta la 27; y el tercero comprende de la semana 27.1 hasta el final de la gestación.  Los procedimientos recomendados para cada trimestre son:

 

Primer trimestre

  • Control de placa
  • Instrucciones de higiene oral
  • Profilaxis y curetajes simples
  • Tratamientos de emergencia solamente

 

Segundo trimestre

  • Control de placa
  • Instrucciones de higiene oral
  • Profilaxis y curetajes simples
  • Tratamiento dental de rutina

 

Tercer trimestre

  • Control de placa
  • Instrucciones de higiene oral
  • Profilaxis y curetajes simples
  • Tratamiento dental de emergencia solamente

 

Conoce más en la segunda parte de este artículo.

 

 

Bibliografía:

Britto Codato, Lucimar Aparecida, Nakama, Luiza, Cordoni Júnior, Luiz, Sassahara Higasi, Maura, Atenção odontológica à gestante: papel dos profissionais de saúde. Ciência & Saúde Coletiva [en línea] 2011, 16 (Abril-Sin mes) : Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63018472029> ISSN 1413-8123

 

Fernández García, O. and Chávez Medrano, M. (2010). Atención odontológica en la mujer embarazada. Archivos de Investigación Materno Infantil, [en línea] 2(2), pp.80-84. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/imi/imi-2010/imi102g.pdf