fbpx

Bioquímica de la caries dental. Parte II

 In Salud Dental

La primera parte de este artículo definió la lesión cariosa como “un mecanismo dinámico de desmineralización y remineralización como resultado del metabolismo microbiano agregado sobre la superficie dentaria” y estableció que la enfermedad se debe al “desequilibrio entre la sustancia dental y el fluido de placa circundante, dando como resultado una pérdida de mineral de la superficie dental”.

 

Como ya se estableció, los principales factores que interactúan para la formación de la caries son: el huésped, la microflora y el sustrato. Además de estos tres factores, es importante considerar el paso del tiempo. Para que se forme una caries, deben darse ciertas condiciones para cada factor: “un huésped susceptible, una flora oral cariogénica y un sustrato apropiado que deberá estar presente durante un período determinado de tiempo”. Esta segunda parte del artículo tratará sobre la bioquímica de la microflora.

 

Microflora

 

La cavidad bucal alberga a gran cantidad de microorganismos del género estreptococo, de entre los cuales los Streptococcus mutans y Streptococcus mitis, así como la Rothia dentocariosa, han sido asociados con la caries tanto en animales de experimentación como en humanos.  Estos organismos colonizan al diente y son capaces de producir daño (virulencia).

 

Lo primero que debe suceder para que se produzca la caries es que la bacteria se adhiera a la superficie del diente. “Esta adhesión está mediada por la interacción entre una proteína del microorganismo y algunas de la saliva que son adsorbidas por el esmalte dental. Para la colonización bacteriana, es imprescindible la formación previa de una fina película de proteínas salivales sobre la superficie del diente”. Esta interacción se produce gracias a cargas electrostáticas y la acción de moléculas de naturaleza proteica en la superficie de las bacterias -denominadas adhesinas- que se unen a las proteínas salivales que actúan como receptores y facilitan la adherencia bacteriana. Entre más grande sea la capacidad de adherencia del microorganismo, será mayor la experiencia de la caries dental.

 

Factores de virulencia


En el caso del Estreptococo mutans, los factores de virulencia más involucrados en
la producción de caries son:


  1. Acidogenicidad: el estreptococo puede fermentar los azúcares de la dieta para originar principalmente ácido láctico como producto final del metabolismo. Esto hace que baje el pH y se desmineralice el esmalte dental.

  2. Aciduricidad: Es la capacidad de producir ácido en un medio con pH bajo.

  3. Acidofilicidad: El Estreptococo mutans puede resistir la acidez del medio bombeando protones (H +) fuera de la célula.

  4. Síntesis de glucanos y fructanos: por medio de enzimas como glucosil y fructosiltransferasas (GTF y FTF), se producen los polímeros glucano y fructano, a partir de la sacarosa. Los glucanos insolubles pueden ayudar a la bacteria a adherirse al diente y ser usados como reserva de nutrientes.

  5. Producción de dextranasa. Las bacterias tienen la posibilidad de sintetizar y liberar enzimas glucanohidrolasas, como la dextranasa y la mutanasa. Estas se disponen en la superficie de las células bacterianas en contacto con el glucano, lo hidrolizan y facilitan así el paso de los productos de la hidrólisis hacia el interior de la misma.

 

La siguiente parte de este artículo tratará sobre el último factor necesario para la formación de caries: el sustrato cariorígeno.

 

Bibliografía:

 

Núñez, Daniel Pedro, García Bacallao, Lourdes, Bioquímica de la caries dental. Revista Habanera de Ciencias Médicas [en línea] 2010, 9 (Sin mes) : [Fecha de consulta: 8 de julio de 2018] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=180414048004> ISSN

 

Recommended Posts

Leave a Comment

Contáctanos

¿Necesitas más información? Déjanos un mensaje y uno de nuestros ejecutivos se pondrá en contacto contigo a la brevedad.

Not readable? Change text. captcha txt