Atención odontológica durante la gestación. Segunda parte

En la primera parte de este artículo se describieron algunas generalidades sobre la atención odontológica de la mujer gestante y el plan de tratamiento a seguir durante este periodo de su vida. Esta segunda parte incluye algunas especificaciones sobre el plan de tratamiento, la posición del sillón durante el embarazo y la influencia de la relación paciente-odontólogo en la aceptación del tratamiento por parte de la mujer embarazada.

 

En general, se recomienda prestar singular cuidado y atención al realizar todos los procedimientos al tratar a una gestante, para evitar cualquier posible error y las complicaciones que estos puedan implicar. En el primer trimestre de gestación, durante la atención odontológica, puede aumentar la posibilidad de regurgitación, náuseas y vómito, lo cual “dificultaría la colocación de dique de hule” Se recomienda usar anestesia “depurando la técnica para evitar intentos fallidos”.

 

En el segundo y tercer trimestres, la gestante “puede mostrar mayor hipotensión simplemente al colocarse en decúbito dorsal (supino) en el sillón dental. Considerando el desplazamiento visceral, las sesiones no deben ser mayores a 25 minutos”. Los procesos de eliminación de caries y obturación del órgano dentario deben llevarse a cabo en una sola cita, así como también debe evitarse la colocación de curaciones temporales. Durante los tratamientos de conductos, es necesario “instrumentar con extrema precaución, para evitar perforaciones del ápice y condicionar bacteremias transitorias. En caso de abscesos periapicales y/o parodontales, realizar de inmediato el tratamiento indicado”.

 

Posición del sillón dental por trimestre

La posición de la paciente es un aspecto muy importante para la atención de la mujer embarazada. Para el primer trimestre, se recomienda colocar el sillón a 165°, a 150° durante el segundo, y durante el tercer trimestre a 135°.

 

Relación paciente-odontólogo

Un estudio realizado por la Asociación Brasileña de Postgrado en Salud Colectiva, publicado en la revista Ciencia y Salud Colectiva, encontró que hay otros factores que influyen en si la gestante acepta o no un tratamiento odontológico, además de los miedos basados en mitos o rumores populares. Uno de estos factores es la confianza que la gestante pueda tener en su odontólogo como profesional de la salud en general. Es decir, muchas veces las personas perciben que los dentistas no tienen suficientes conocimientos sobre salud en general (o sobre embarazo en particular) ya que se dedican a la salud de un área pequeña y muy específica del cuerpo, que es visto como algo de menor importancia (aunque realmente no lo sea). Será muy importante que el odontólogo establezca una relación abierta, de confianza y mucho diálogo con la gestante (y de preferencia con su obstetra también), para que esta pueda sentirse segura y acceda a recibir el tratamiento necesario.

 

 

Bibliografía:

 

Britto Codato, Lucimar Aparecida, Nakama, Luiza, Cordoni Júnior, Luiz, Sassahara Higasi, Maura, Atenção odontológica à gestante: papel dos profissionais de saúde. Ciência & Saúde Coletiva [en línea] 2011, 16 (Abril-Sin mes) : Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63018472029> ISSN 1413-8123

 

Fernández García, O. and Chávez Medrano, M. (2010). Atención odontológica en la mujer embarazada. Archivos de Investigación Materno Infantil, [en línea] 2(2), pp.80-84. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/imi/imi-2010/imi102g.pdf

Atención odontológica durante la gestación. Primera parte

La Secretaría de Salud considera a las mujeres gestantes como un grupo prioritario, debido a la importancia del acompañamiento médico durante este periodo de la vida. Sin embargo, aún existen ideologías que rechazan el cuidado odontológico debido a las molestias que este ocasiona y los temores que existen alrededor del tratamiento dental, por lo que la demanda de este servicio ha sido baja a través del tiempo.

 

Diversas ideas falsas circulan en el relato popular sobre salud bucal en el embarazo, una de estas es que “los dientes maternos sufren descalcificación”, “el bebé le roba el calcio a los dientes de la mamá”, que las radiaciones dentales producen daño y que los medicamentos que usan los odontólogos son nocivos. Sin embargo, las investigaciones desmienten esta información y afirman que “Hasta el momento se acepta que: el embarazo no descalcifica los dientes, la dosis de radiación dental que se emplea no causa daño (por seguridad utilizamos el mandil de plomo) y los medicamentos (penicilina y paracetamol) y anestésicos como los tipo amida (lidocaína) que se emplean usualmente en la práctica odontológica no tienen repercusión materna ni fetal. No utilizamos anestésicos tipo éster (prilocaína) porque podemos provocarle síndrome de «metahemoglobulinemia» por la acción del metabolito final de dicho anestésico”.

 

Para lograr que las mujeres embarazadas acudan a consulta es necesario que el Sector Salud, tanto en el ámbito privado como en el público, realicen esfuerzos para dotar a las personas con información veraz sobre la atención odontológica durante el embarazo.

 

Una vez que la gestante se presenta en consulta, el inicio de la atención odontológica consistirá en realizar la historia clínica, determinar la edad gestacional,  exploración, rayos X, diagnóstico, detección de focos de infección y plan de tratamiento. De ser posible, el primer paso en el tratamiento dental será ponerse en contacto con el obstetra al cuidado de la paciente para discutir el estado médico, los requerimientos dentales y el plan del tratamiento propuesto.

 

La atención total se puede dividir en tres etapas, de acuerdo a los trimestres del embarazo. Como es bien sabido, el embarazo tiene una duración promedio de 40 semanas (280 días), que para su mejor acompañamiento y comprensión se mide en trimestres: el primero va desde la concepción hasta la semana 13.5; el segundo abarca de la semana 13.6 hasta la 27; y el tercero comprende de la semana 27.1 hasta el final de la gestación.  Los procedimientos recomendados para cada trimestre son:

 

Primer trimestre

  • Control de placa
  • Instrucciones de higiene oral
  • Profilaxis y curetajes simples
  • Tratamientos de emergencia solamente

 

Segundo trimestre

  • Control de placa
  • Instrucciones de higiene oral
  • Profilaxis y curetajes simples
  • Tratamiento dental de rutina

 

Tercer trimestre

  • Control de placa
  • Instrucciones de higiene oral
  • Profilaxis y curetajes simples
  • Tratamiento dental de emergencia solamente

 

Conoce más en la segunda parte de este artículo.

 

 

Bibliografía:

Britto Codato, Lucimar Aparecida, Nakama, Luiza, Cordoni Júnior, Luiz, Sassahara Higasi, Maura, Atenção odontológica à gestante: papel dos profissionais de saúde. Ciência & Saúde Coletiva [en línea] 2011, 16 (Abril-Sin mes) : Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63018472029> ISSN 1413-8123

 

Fernández García, O. and Chávez Medrano, M. (2010). Atención odontológica en la mujer embarazada. Archivos de Investigación Materno Infantil, [en línea] 2(2), pp.80-84. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/imi/imi-2010/imi102g.pdf

Cómo atraer más pacientes a tu consultorio dental

Actualmente, el potencial paciente odontológico es cada vez más exigente y está informado. Antes de contratar los servicios de un dentista se pregunta por la oferta, su costo y cómo es el servicio que se proporciona. Por lo general, con esta información, analiza, compara y toma una decisión. Prepárate para atraer más pacientes siguiendo estos puntos:

Ubicación

La ubicación de tu consultorio debe estar alineada con tu mercado meta. Si te estableces en un punto de gran densidad poblacional que cumpla las características del mercado al que te diriges, tendrás más posibilidades de atraer clientes. Si ya estás establecido, analiza si tu mercado meta es congruente con tu localización, o necesitas hacer algún ajuste.

Accesibilidad

Asegúrate de que tu consultorio es geográficamente accesible para tu mercado meta; que cuente con acceso en automóvil y transporte público, se encuentre bien iluminado y señalizado. Además, si, por ejemplo, tus pacientes son en gran parte de la tercera edad, asegúrate tener pasamanos y rampa de acceso.

Ambientación

Diseña los espacios de acuerdo al tipo de pacientes. Siguiendo con el ejemplo, si atiendes a personas mayores, asegúrate de tener música, decoración y material de lectura que sean agradables para este sector de la población; sin olvidar tomar en cuenta a sus acompañantes.

Horarios de consulta

Toma en cuenta los horarios en que tus posibles pacientes pueden acudir a consulta y crea tu agenda de acuerdo a esto. Así habrá más horas en las que tus servicios y sus horarios coincidirán.

Tecnología

Procura contar con la tecnología y equipo más avanzados a tu alcance. Así, podrás brindar un mejor servicio al paciente y te mantendrás siendo competitivo.

Recursos Humanos

Diseña cada año un plan de desarrollo para tu personal (enfermera, recepcionista, etc.) que incluya tanto capacitación técnica, de ventas y servicio al cliente, como eventos donde se fomente el espíritu de equipo. Además, puedes implementar incentivos por logro de objetivos y hacer una evaluación periódica del clima laboral.

Servicio al cliente

Es indispensable proporcionar un trato amable y respetuoso al paciente. Además, hay que mantenerlo siempre informado de cada paso a seguir en su tratamiento, así como resolver todas las dudas que pueda tener.

Promoción vs publicidad

Ya que la odontología es un servicio sanitario, procura que la promoción de tus servicios no se trate solo de publicidad (encaminada a influir en la decisión de compra de un posible cliente) sino en la promoción. Es decir, genera contenidos de calidad, que ofrezcan información útil y valiosa.

 

Siguiendo estos consejos, podrás potenciar tu servicio y lograr conseguir más pacientes para tu consulta.

 

 

Fuentes:

Morales García, Manuel Higinio, Priego Álvarez, Heberto R., La importancia del marketing odontológico en el ejercicio profesional. Horizonte Sanitario [en línea] 2008, 7 (Mayo-Agosto): [15 ene 2018] Disponible en: <http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=457845129001> ISSN 1665-3262

 

Megías, R. (2017). 4 métodos infalibles para atraer pacientes a tu clínica dental – Brand&Health. [en línea] Brand&Health. Disponible en: https://www.brandandhealth.com/4-metodos-infalibles-para-atraer-pacientes-a-tu-clinica-dental/ [15 ene 2018].

Pacientes con miedo al dentista. Cómo ayudarlos a tener una experiencia agradable

El temor a ir al dentista afecta a una parte considerable de la población, por lo que saber cómo tratar a un paciente asustado o ansioso es una habilidad muy valiosa para un dentista.

Muchos individuos sienten temor pues han vivido experiencias traumáticas en consultas dentales, sobre todo en la infancia, pero eso no es todo. Según un estudio publicado por la Revista del Ilustre Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, estos son los principales motivos por los que las personas podrían tener miedo:

  • La posibilidad de contraer infecciones por medio del instrumental
  • Que el dentista los lastime o sea rudo al trabajar
  • Malos tratos por parte del dentista o las enfermeras (mal humor, regaños)
  • Que se comentan errores aplicando inyecciones
  • Que se atienda a muchos pacientes a la vez
  • Que el trabajo lo hagan las enfermeras

 

Sabiendo esto, puedes poner en práctica los siguientes consejos para ayudarle a los pacientes a estar tranquilos:

1. Equilibra tu carga de trabajo

Procura tener una agenda de trabajo balanceada, tomando en cuenta la dificultad y duración de los procedimientos, así como el nivel de atención que requiere cada paciente. Así, podrás disfrutar tu día laboral y brindar naturalmente un trato amable.

2. Muestra empatía

No subestimes el temor del paciente. Asume junto con él que es natural tener miedo a ciertas situaciones y que tú puedes ayudarle a superarlo.

3. Conoce el contexto del paciente

En la primera consulta, pregunta al paciente sobre sus experiencias previas con la odontología. Así sabrás específicamente a qué y por qué le teme. En seguida, pon énfasis en los factores de tus procedimientos y trato que podrán ayudarle a sentirse cómodo y relajado durante el tratamiento.

4.Establece una comunicación abierta

Explica y muestra al paciente cómo trabajas: desde el manejo y esterilización del instrumental, así como cada uno de los procedimientos (apoyándote de material visual), y qué pasos le corresponden a la enfermera y cuáles a ti. De igual forma, asegúrate de contestar a todas las dudas que surjan.

También es útil establecer una seña por medio de la cual el paciente pueda comunicarte que está experimentando dolor o que desea tener un breve descanso. Además, ve preguntando al paciente cómo se encuentra a lo largo del procedimiento; de esta forma, se sentirá mejor atendido.

 

Siguiendo estos consejos, podrás acompañar mejor a tu paciente en su proceso para generar más tranquilidad y compromiso con el tratamiento.

 

 

Fuentes:

ComparaDentistas Blog – salud dental. (n/d). ¿Cómo tratar a pacientes con miedo al dentista? | ComparaDentistas Blog – salud dental. [en línea] Disponible en: http://blog.comparadentistas.com/como-tratar-miedo-al-dentista [15 ene 2018].

 

Márquez, J. (2004). ¿Por qué se le tiene miedo al dentista?. Revista del Ilustre Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, [en línea] 9, pp.165-174. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/rcoe/v9n2/original3.pdf [15 ene 2018].

 

Razones que motivan a tu paciente a aceptar tu presupuesto

Necesidad/Problema

Algunos pacientes saben perfectamente que tienen una necesidad o un problema.

Muchos otros no. Hasta que estos últimos no reconozcan el problema, y se den cuenta de que existen soluciones viables, no verán la necesidad de lo que les estás ofreciendo.

Por eso es importante que les transmitas de manera clara y comprensible cuál es el problema y sus consecuencias.

A partir de ahí, estarán mucho más abiertos a escuchar las soluciones que les quieras proponer.

Placer

A tu paciente le motiva la posibilidad de acceder a una sensación que le produzca placer.

Compártele  el placer de poder lucir una sonrisa de lujo sin necesidad de tener que ocultarse de nada ni de nadie. Y sobre todo, sana.

Vanidad

La gente no sólo quiere sentirse bien. También quieren verse bien, y quieren que los demás piensen que están estupendos.

Gran parte de tu marketing dental debe estar enfocado a resaltar los beneficios físicos que tus tratamientos dentales van a aportar a todos tus pacientes: parecerás más joven durante más tiempo, eliminarás las manchas y lucirás una sonrisa de película.

Impulso

Si consigues utilizar los motivadores anteriores al trasladar el tratamiento a tu paciente de manera exitosa, puede que sólo necesiten un pequeño empujoncito.

¡Aplícalos ya!

 

Brand Health. (s/f). 6 razones que motivan a tu paciente a aceptar tu presupuesto. Noviembre 2017, de Brand Heath Sitio web: https://www.brandandhealth.com/cual-es-la-motivacion-de-tu-paciente-para-aceptar-el-presupuesto/