¿Cómo desarrollar tu marca personal si eres odontólogo?

Para los nuevos dentistas, definir quién eres como profesional, puede ayudarte a encontrar pacientes, conectar con posibles empleadores, construir tu reputación y establecer un camino para una buena carrera profesional. Primero que nada, ¿qué es la marca personal?

Así como los productos tienen marca, son promocionados y se venden; la marca personal es esencialmente crear una impresión de ti mismo en la mente de los demás.

Para los dentistas, esto quiere decir posicionarte a ti mismo como un profesional competente, confiable y amigable que está al servicio de sus pacientes. La marca personal cómo te relacionas públicamente. Es cómo deseas que la gente te perciba.

¿Cómo definir tu marca personal?

Piensa en la marca personal como el proceso que define tu propuesta única de valor.

Empieza escribiendo las respuestas a preguntas como: ¿Qué tipo de dentista quiero ser? ¿Por qué característica o valor me gustaría ser conocido? ¿Cómo quiero que sea la experiencia de mis pacientes? Resalta las cualidades, características, conocimientos o certificaciones que tengas. Además de cualquier otro detalle único que te defina a ti y a tu forma de trabajar.

Luego, escribe la frase de tu misión. No tienes que tener una clínica o consultorio propio para hacer esto, la frase de misión es algo valioso para cualquier asociado.

Las tres partes esenciales que debes resaltar y hacer referencia en tus respuestas relacionadas a tu marca personal:

  1. Pacientes: Decide a quién vas a servir. Niños, personas adultas, personas que prefieren ser sedadas en el tratamiento; son solo algunas alternativas de quienes podrían ser tus clientes ideales. Especialmente si tienes tu propio consultorio, definir claramente quienes serán tus pacientes, te ayudará a realizar tu estrategia de marketing.
  2. Área: ¿Dónde estás trabajando? Si puedes definir localidades específicas dentro de la ciudad, es mejor. Dar el nombre de la ciudad en general no se ve tan bien.
  3. Servicios: Incluso si eres un gran profesional, seguro te enfocas en algo. ¿Qué servicios te generan más ganancias? ¿Qué procedimientos disfrutas hacer más y te gustaría realizarlos más seguido? Sé específico.

Una vez que definas claramente quién quieres ser como dentista y escribas tu frase de posicionamiento, debes hacer que sea más fácil para tus pacientes y otros dentistas encontrarte.

  1. Ten un sitio web: Ya sea uno personal para asociar a todos tus prospectos. Para conseguir pacientes es necesario.
  2. Estar en redes sociales: Facebook y Linkedin son grandes lugares para páginas personales y profesionales.
  3. Sé activo: Asiste a eventos, conferencias, etc. donde puedas conocer a otros dentistas, pueden ser fuentes de valor para referencias o potenciales empleadores.

¿Cuáles son los beneficios de la marca personal para los dentistas?

Cuando tu marca personal está claramente definida y atrae a tus pacientes ideales, empezarás a notar ciertas cosas como:

Mejores pacientes: Será más fácil para ti atraer a tus pacientes ideales porque será más fácil para ellos encontrarte.

Ventaja competitiva: Tú y tu consultorio necesitan sobresalir del resto. La marca personal te ayudará a diferenciarte de la competencia y comunicar esta diferencia.

Red de contactos más amplia: Hay una vieja frase que dice: “No se trata de quién conozcas, sino de quién te conoce”. Hacerte conocido te dará más contactos claves que pueden ayudarte a crecer como profesional.

Aumento de ganancias: Con el tiempo, te darás cuenta que desarrollar prácticas de marca personal con estrategias de marketing ayudarán al crecimiento y desarrollo de tu negocio. Además, una vez tengas una buena base de clientes y amplia experiencia, un dentista o consultorio con gran reputación puede tener mayores precios.

No hay duda que la marca personal es una obligación para el dentista de hoy en día. Utilizar los recursos que todo el mundo tiene a la mano es fácil, usarlos correctamente es algo totalmente diferente.

 

Referencia: DailyMail UK

La odontología Digital Crece en México

La odontología digital es un área de la odontología moderna que utiliza tecnologías disruptivas de digitalización y procesamiento de imagen junto con un sistema de construcción de nuevas piezas dentales y prótesis.

La idea  en la incorporación de estas tecnologías es la de hacer de manera más eficiente las tareas que en la actualidad se realizan de una manera artesanal, y que puede llevar a errores y posibles problemas futuros una vez implementados en el paciente.

Por otro lado, supone una manera de brindar una solución personalizada para cada paciente que requiera tener una nueva pieza dentaria, puente, prótesis, entre otras aplicaciones.

La odontología digital está basada en tres partes principales:

  1. Digitalización: en este caso puede ser un escáner intraoral, un escáner externo o tomografía dental. Con el escáner intraoral se puede obtener directamente la réplica digital de las piezas dentarias, mientras que con el escáner externo es necesaria una réplica en yeso para poder escanear la dentadura. Los datos obtenidos mediante un tomógrafo servirán sólo para la planificación de posicionamiento de implantes.
  2. Procesamiento de datos: mediante este sistema se realiza la reconstrucción de modelos digitales de las distintas piezas. A partir del modelo digital se realizarán los ajustes necesarios y se diseñará la nueva prótesis o puente de piezas dentales.
  3. Impresión 3D: a partir de estos sistemas se puede avanzar sobre la fabricación de la geometría final. Actualmente con impresoras 3D se puede obtener piezas tanto de plástico que sirven como modelos de estudio o moldes, como de cera para luego utilizarlos en procesos de ceras perdidas. Mediante esto se pueden construir prótesis removibles como las realizadas en aleaciones metálicas de cromo-cobalto.

Las principales ventajas que ofrece la impresión 3D en la odontología digital son:

  • Mejor terminación en la fabricación de piezas dentales en comparación con métodos tradicionales. Al contrario de otros sistemas de Diseño Asistido por Computadora (CAD) / Manufactura Asistida por Computadora (CAM), no hay desperdicio en materiales, ya que la impresión 3D es una tecnología aditiva, esto significa que se van adhiriendo capas de material de acuerdo a la necesidad de cada geometría. A pesar de esto, los sistemas CAD/CAM tienen todavía la ventaja de imprimir piezas dentales definitivas.
  • Las impresoras 3D brindan la posibilidad de hacer geometrías muy complejas (como el caso de moldes para prótesis removibles).

Si bien la odontología es una de las áreas que más ha tardado en adoptar la tecnología de impresión 3D, en comparación con la industria automotriz, aeronáutica y metalúrgica, es y será la industria que más adopte las impresoras 3D en los próximos años.

Las principales ventajas de una estrategia terapéutica basada en odontología digital e impresión 3D se dan ya que permite abordar los procedimientos de implantología de una manera personalizada y mínimamente invasiva.

Por otro lado, dado que se puede planificar el procedimiento terapéutico de manera virtual, el profesional trata a sus pacientes de una manera mucho más eficiente, disminuyendo el tiempo de intervención y aumentando el éxito clínico del implante.

Actualmente el principal desafío reside en la obtención de un material biocompatible que posibilite la impresión directa de piezas dentarias temporarias y permanentes, sin pasos intermedios. Directo de lo digital a lo material.

Fuente: Asociación Dental Mexicana