5 razones por las que necesitas redes sociales si eres dentista

No importa que tan grande o pequeño es tu consultorio, podrías estar perdiendo oportunidades cruciales para el crecimiento si tu práctica dental no está utilizando el poder del marketing digital, específicamente mediante el uso de Facebook.

Las redes sociales pueden ser una manera poderosa de hacer crecer tu práctica y mejorar tu rentabilidad. Facebook es la plataforma de redes sociales más popular en todo el mundo y tiene más de 1.94 millones de usuarios mensuales activos. Ahí es donde recomendamos que los dentistas empiecen a construir su presencia en los medios sociales.

Te compartimos 5 razones por las cuales te conviene comenzar a utilizar redes sociales

1.Construyes confianza y relaciones

Una de las maneras más poderosas para convertir a nuevos pacientes en pacientes de toda la vida es cultivando relaciones basadas en la confianza.

Únete a la conversación donde ya está sucediendo – en Facebook. Escucha lo que tus pacientes tienen que decir, luego agrega valor donde puedas. Responde las preguntas con honestidad. Puedes ofrecer promociones, dinámicas o regalos de esta manera poco a poco irás creando una comunidad de la que serás parte.

2. Es la nueva versión del marketing de boca en boca

La publicidad de boca en boca es uno de los tipos más eficaces de marketing, especialmente para la industria dental. Las referencias son fundamentales para el éxito de su práctica dental. Después de todo, confiamos en nuestros amigos y familiares. El marketing de medios sociales es, en su núcleo, el marketing boca a boca en una escala mucho mayor.

Incluso si solo tienes unos cientos de seguidores en las redes sociales, tu potencial alcance se extiende a los amigos de tus amigos, amigos y así sucesivamente. Compartir contenido de calidad que obtiene un compromiso con tus fans, y pronto vas a cosechar los beneficios del marketing boca a boca a través de las redes sociales.

3.Administra tu reputación en línea

Puede llegar un momento en que recibas una revisión negativa. Aunque puede ser extremadamente frustrante, especialmente cuando tales revisiones negativas parecen fuera de tu control, es crítico administrar tu reputación en línea respondiendo a las críticas que recibe.

Toma posesión de sus revisiones en línea. Si alguien deja retroalimentación negativa, usa el poder de Facebook para responder públicamente y demostrar que te preocupas por las experiencias de tu paciente. Te puede sorprender el cómo tomarte el tiempo para llegar a la persona que dejó la revisión negativa puede convertirlo en uno de tus pacientes más valiosos.

4.Establece tu autoridad como experto

Si deseas que tus pacientes confíen en ti, entonces necesitas tomar el tiempo para construir y mostrar tu experiencia como dentista. Una de las mejores maneras de hacer esto es fuera de la oficina y en Facebook.

¿Qué es la tendencia en la industria dental? ¿En qué nuevos informes o conversaciones puedes opinar? ¿Qué artículos relativos e informativos puede enlazar? Utiliza tu red de Facebook como una plataforma para compartir tu experiencia, destacarte de la multitud y demostrar que eres un experto en la industria dental.

5.Crea conexiones profesionales

Nunca subestimes el poder de hacer conexiones con otros expertos notables en la industria dental, nunca se sabe qué oportunidades e ideas podrían resultar de reunirse con otros expertos de ideas afines.

Utiliza las redes sociales para unirte a las comunidades, hacer nuevas conexiones y ver de lo que la industria dental está hablando. Ya sea que seas invitado a hablar en un panel o simplemente aprender acerca de una nueva innovación tecnológica, nunca se sabe qué emocionantes nuevas oportunidades podrían resultar de un poco de tiempo de redes en las redes sociales.

 

 

Referencia: Firegang

Tendencias estéticas y su impacto en el sector dental

Con la influencia de los medios de comunicación y de las celebridades e influencers , las intervenciones quirúrgicas están cada vez más aceptadas socialmente entre los consumidores. La creciente atención a la imagen como un espejo de la propia identidad se ve reforzada por el uso masivo de las redes sociales y a las selfies, siendo potentes drivers para la industria de la estética y en la definición de la belleza.

Hoy en día la sociedad se caracteriza por un aumento en la duración de la vida y un bajo índice de natalidad. De ello se derivan una serie de cambios en los estilos de vida, hábitos y relaciones interpersonales, asumiendo la boca y la sonrisa un papel fundamental en las relaciones sociales y en la construcción de la propia imagen ideal.

La atención prestada a la boca desde el punto de vista estético, más allá de tratamientos de salud, se convierte en una forma de gustar al resto, aumentar la confianza y realizarse personalmente, motivaciones que, tal y como se había anticipado, se derivan de una transformación en el sistema de valores.

En este tipo de sociedad, en la que “gustarse y gustar a los demás” asume un papel importante, la estética en Odontología puede tener una enorme potencialidad de desarrollo. En este contexto la estética puede llegar a ser un pilar fundamental en las estrategias de la clínica, guiando el posicionamiento, la gama de servicios ofrecidos y la comunicación con el paciente (en contenidos y forma).

¿Deseo o necesidad?

Lo que caracteriza las exigencias estéticas de las personas es la orientación a resolver necesidades más psicológicas y sociales que objetivas, generando comportamientos dirigidos a la satisfacción de los propios deseos y no exclusivamente a las necesidades básicas, como la cura de enfermedades.

Si bien en el pasado la estética tenía una menor relevancia social y no se conectaba directamente con el concepto de cura, hoy en día la salud queda definida por la Organización Mundial de la Salud como “un estado completo de bienestar físico, mental y social que no consiste únicamente en la ausencia de enfermedad”. En este sentido, el deseo real de resolver las exigencias del paciente se encuentra en la base del éxito de la Odontología que se orienta a la estética.

Hoy en día la estética entra en la clínica odontológica en varias ocasiones:

  • Tratamientos odontológicos tradicionales que resuelven también algunas exigencias estéticas.
  • Uso de métodos y técnicas que reducen defectos estéticos durante los tratamientos.
  • Pequeñas intervenciones de Medicina Estética en el tercio inferior.
  • Tratamientos de estética profesional (radiofrecuencia, etc).

Frente a este tipo de necesidades, a diferencia de en un tratamiento médico, donde, normalmente se cura una patología y los resultados son totalmente objetivos, la percepción misma del resultado se convierte en algo subjetivo y puede alimentar conflictos mucho más profundos: la intervención estética, que en el imaginario del cliente prevé una mejora del propio aspecto, depende de cánones personales, no de reglas y parámetros preestablecidos y objetivos. En este sentido, puede generar graves situaciones de descontento e insatisfacción frente al profesional médico.

Cuando las razones del paciente son de una naturaleza puramente estética, a la hora de proponer tales tratamientos, la Odontología debe estar capacitada para comprender lo delicado de esta relación con el paciente y los mecanismos psicológicos que la regulan, alcanzando el justo equilibrio entre ganancias y sentido ético. En caso contrario, aparece el riesgo de ser percibido como un mero proveedor de servicios.

En este contexto, la profesionalidad, el sentido crítico, la comunicación, la empatía y la capacidad de crear relaciones interpersonales deberían convertirse en los elementos característicos en el desempeño del dentista y su equipo.

 

Referencia: Gaceta dental

TIPS para la atracción de clientes – Parte 1

La vida está en constante movimiento. Cada día llegan nuevos padecimientos, tratamientos, pacientes, competencia, etc. La salud cambia de un día para otro, por ende los planes de salud también lo hacen.

Son diversas las razones por las cuales los pacientes deciden desconectarse de las prácticas de atención médica, y es esta situación, una excelente oportunidad para la atracción de clientes.

Cada día toma mayor relevancia en la odontología las prácticas de marketing estratégico. La atracción de clientes no es algo que se da en macetas, sino que requiere de diversas estrategias para ganar nuevos clientes y conectar con ellos de forma acertada.

Las mejores tácticas de marketing están disponibles para cualquier práctica dental, sin importar el tamaño o precio del procedimiento. La conectividad corresponde una práctica de bajo costo, con gran potencial de impacto, en donde lo único necesario es una estrategia, tiempo y obvio, las herramientas adecuadas, las cuales pueden reducir considerablemente su esfuerzo.

A continuación mencionaremos algunas prácticas, probadas por marketing sanitario que le ayudarán a ganar nuevos pacientes y mantener a los ya presentes.

1-. Impulsa tu reputación con comentarios en línea

Según estadísticas de Solution Reach, el 92 por ciento de la gente lee revisiones en línea al buscar un negocio local. 68 por ciento de ellos dicen confiar en negocios que tienen revisiones positivas. Sólo el 13 por ciento confía en las empresas con calificaciones de 1 o 2 estrellas.

Cada vez que encuentres una comentario positivo, no olvides en contestar así los pacientes sabrán que estás activo y al pendiente de sus comentarios y retroalimentación. En caso de recibir un comentario negativo, es importante se haga lo mismo; conteste amablemente, agradezca el comentario y ofrezca una solución que pueda ser visible y latente, lo que lo llevará a poder cambiar la percepción del paciente y por ende su comentario.

2-. Manténganse conectado a sus pacientes por diversos medios

No cierre su comunicación a un par de medios. Si los pacientes sólo pueden comunicarse con usted a través de teléfono, ofrezca una línea de atención especializada. Cuando el paciente tiene oportunidad de conectarse con ustedes a través de correo electrónico, los pacientes sentirán mayor libertad y apertura. 60 por ciento de los clientes eligen cómo ponerse en contacto con las empresas de acuerdo a lo que están haciendo en este momento. Permitir que los pacientes elijan cómo comunicarse con usted puede significar más citas y relaciones profundas.

Comience por poner a una persona a cargo de todos los canales en línea para asegurar respuestas rápidas. Luego, cada vez que se comunique con sus pacientes, recuerde sus diversas opciones de contacto. No olvides preguntar a cada paciente cómo prefieren ser contactado.

3-. Mantén una presencia efectiva en redes sociales

Las redes sociales juegan un papel trascendental en la vida diaria del paciente, por lo que estar presente en las plataformas sociales más utilizadas le dará una ventaja competitiva segura. Le recomendamos utilizar Facebook, Twitter y Youtube como las plataformas centrales de su estrategia de marketing.

Como tip, haga que una persona administre todas las plataformas de forma coherente y fresca, así todas mantendrán la misma línea y darán mayor confianza y reputación a su consultorio.

En Facebook, discuta opciones de tratamiento o tendencias relacionadas con su práctica. Puedes hacer lo mismo en Twitter. En YouTube, publique videos sobre su práctica y testimonios de pacientes. Estos videos pueden ayudar a aumentar su reputación en línea también. En todos los casos, recuerde responder puntualmente a cualquier comentario, ya sea negativo o positivo.

4-. Usa vídeos testimoniales

¿Tienes una lista de pacientes fieles y leales a su práctica? ¡Pregúnteles si desean compartir su experiencia! Estas personas pueden ser importante aliados en su estrategia. Sólo basta con grabar su testimonio con un celular durante 30 segundos. Es importante  que las palabras del paciente sean honestas y creíbles. Publica estos videos en tu sitio web y en YouTube para obtener nuevos contenidos que reflejen positivamente tu práctica.

¡OJO! No es necesario abordarlos todos a la vez, pero cuanto más dominen estas técnicas, más su práctica crecerá y prosperará

¡Pronto más tips para la atracción de clientes!

Fuente: Solution Reach (2017) Paper: “10 ways to attract new patients and keep the ones you have”

Odontología emocional: ¿escuchamos a nuestros pacientes?

Si preguntamos a cualquier persona por que acude a su dentista, las respuestas pueden ser muy variadas: porque es el de toda la vida, porque tiene referencias de familiares o amigos o que es el más cercano, pero existe otro factor a tener en cuenta respecto al éxito de un dentista frente a otro: la escucha.

Son muchos pacientes los que aseguran que sentirse escuchado por su dentista u odontólogo es la razón por la que sigue acudiendo a su clínica, y es que la odontología emocional es un factor tan importante como la praxis médica.

Tener una buena comunicación con el paciente es la base para crear confianza y fidelización. Los pacientes acuden al dentista porque tienen un problema y confían en él como experto en la materia pero crear unos lazos de unión es fundamental para que ese paciente perciba la profesionalidad de éste. Los pacientes que opinan tener una buena escucha por parte de su dentista, acuden a la clínica dental más tranquilos, con una mejor predisposición y con una buena percepción de la clínica. Recordemos que la mala fama de los dentistas a lo largo de los años, ha hecho crear una desconfianza en los pacientes, principalmente propiciada por una mala escucha.

Odontología emocional, ¿qué es?

La inteligencia emocional habla sobre reconocer nuestros sentimientos y los de los demás. Y utilizar esos conocimientos para establecer relaciones sólidas. Bien, lao dontología emocional, por tanto, se basa en ese mismo concepto de inteligencia emocional. El dentista, ha de reconocer sus emociones y las del paciente y crear unos lazos de unión en base a sus conocimientos. Todo esto se traduce en que el dentista ha de escuchar las necesidades del paciente para llevar a cabo el trabajo de la mejor forma posible. Debemos ser capaces de transmitir confianza y tranquilidad a nuestros pacientes de manera que ellos puedan sentirse seguros en nuestras manos.

Escuchando a nuestros pacientes demostramos interés por ellos. Muchas veces erramos al no dar el trato personalizado que un paciente merece. Sistematizamos nuestra labor como dentistas y no ahondamos demasiado en el problema del paciente a tratar. Muchas de estas cosas hacen que paciente se retraiga a la hora de acudir a la clínica ya que no se siente cómodo en un ambiente tan poco familiar. Si queremos que nuestro paciente se sienta escuchado debemos:

  • Mirarle a los ojos cuando se le hablar.
  • Personalizar el trato.
  • Preguntarle que le ocurre y dejar que el pregunte.
  • Atenderle sin prisa, no mirar el reloj mientras nos hablar y dedicarle el tiempo que sea necesario.
  • Tener en cuenta el lenguaje no verbal. Cuando hablamos con el paciente debemos centrarnos en esa acción y en ninguna otra más.

De esta manera conseguiremos una mejor comunicación con nuestros pacientes y mayor confianza por su parte, por lo que acudirán a clínicas mucho más tranquilas y más predispuestas a que les aconsejemos. ¡Pon en marcha la odontología emocional!

Unidental. (2016). Odontología emocional: ¿escuchamos a nuestros pacientes?. mayo 2016, de Portal odontólogos Sitio web: http://www.odontologos.mx/odontologos/noticias/noticias.php?id=2064

10 maneras de aumentar la confianza de tus pacientes

Dime, ¿cuántas veces has oído decir a profesionales, tanto odontólogos como otros empresarios, que te centres más en consentir a tus pacientes actuales que en atraer pacientes nuevos?

Muchas, sin lugar a dudas.

Y, ¿sabes qué? Pues que el conocimiento colectivo es sabio, y hay que respetarlo.

De hecho, el Chartered Institute of Marketing confirma que, según algunas fuentes, el coste de adquirir un nuevo cliente puede llegar a ser 30 veces mayor que el de mantener uno que ya tenemos.

¡Treinta veces mayor!

Es decir, no cabe duda que esforzarte en fidelizar a los pacientes que acuden a tu clínica frecuentemente, te supondría un ahorro significativo en programas de marketing y captación de pacientes.

¿Existe alguna fórmula para conseguir que tu paciente vuelva una y otra vez a tu clínica?

Sí. Se llama “Crear una relación de confianza”. Sin más.

Como bien sabes, la confianza es uno de los cimientos más poderosos de cualquier relación: personal o profesional.

Me imagino que la pregunta que debes estar haciéndote ahora mismo es “¿cómo construyo una relación de confianza con mis pacientes cuándo tengo media hora con ellos cada cierto tiempo?”.

Aquí tienes algunas sugerencias que te ayudarán a conseguir una comunicación sana y de confianza tanto con tus pacientes actuales, como para los que visiten tu clínica por primera vez:

1. Intenta conocer a tus pacientes

Para construir y desarrollar una relación de confianza, es importante intentar averiguar todo lo que puedas sobre tus pacientes, evidentemente, dentro de los límites de su privacidad.

Pregúntales sobre su trabajo, aficiones, u otros intereses que puedan ayudarle a sentirse cómodo y a disipar la ansiedad general de la visita. Esto, además, les hará ver que te interesan como personas, y que no son un número de historial sin más.

2. Llámales por su nombre

Puede parecer algo obvio, pero pocos hacemos el esfuerzo de conocer a nuestros pacientes por su nombre y utilizarlo cada vez que vienen a visitarnos.

Un “Sr. Enrique, ¿cómo estamos hoy? ¿Qué tal su señora? ¿Se encuentra mejor?”, hará que el señor en cuestión se sienta cómodo en el sillón inmediatamente. No solo eso, ese pequeño detalle nos garantiza la visita de su Sra., e incluso la de toda la familia.

3. Escucha activamente

La escucha activa es importante para cualquier relación pero sobre todo al hablar al paciente de sus opciones de tratamiento.

Debes establecer siempre un contacto visual y responder a sus comentarios cuando corresponda, demostrando así que valoras sus observaciones y preocupaciones.

4. Educa sin ser condescendiente

Tus pacientes quieren, y tienen todo el derecho, a entender sus opciones de tratamiento, las consecuencias de su enfermedad, y los costes que les va a suponer. Sólo si comprenden el proceso que les proponemos, van a poder tomar decisiones razonadas y podrán confiar en la persona que va a guiarles a través de ese proceso.

Podemos proporcionales materiales de lectura, enlaces a webs fiables, ofrecerles recursos disponibles en nuestro blog, vídeos… y, sobre todo, darles la oportunidad de hacer todas las preguntas que tengan.

5. Anticípate a sus necesidades

Aprender a anticiparte a las necesidades de tus pacientes es aprender a demostrar que te importa su salud general y bucal y que, por encima de todo, quieres proporciones el mejor plan de atención posible, no el que aporte más beneficios a tu cuenta bancaria (esto no lo pongo en duda, en absoluto).

6. Actúa con transparencia

La transparencia es la base de una comunicación que se base en la confianza. Debes ser transparente sobre quién eres como profesional, cómo has llegado hasta aquí  y cuáles son tus objetivos. Nunca adulteres tus habilidades.

Debes ser transparente también con el tratamiento que le sugieres a tu paciente, las razones, el proceso y el coste. La verdad te hará ganar adeptos.

7. Descubre el poder del lenguaje no verbal

Las palabras que escoges para comunicarte con tus pacientes son muy importantes, eso ya lo sabes, y lo dominas. Pero también lo son dos herramientas de la comunicación a las que no solemos darles importancia suficiente: el lenguaje corporal y el tono de voz.

La comunicación no verbal es un indicador mucho más preciso de tus intenciones que tus palabras.

Así, por ejemplo, si le comunicas a un paciente que va a necesitar una rehabilitación oral completa con una media sonrisa en tu cara, el paciente inmediatamente asocia esa expresión con avaricia e insensibilidad. Esto le llevará directamente a otro odontólogo.

Si, por otro lado, compartes buenas noticias con una actitud poco positiva y con desgana, el paciente puede sentirse confuso, ya que estás transmitiendo mensajes contradictorios.

Tu tono de voz, tus expresiones faciales y tus gestos juegan un papel muy importante en la comunicación. Cualquier inconsistencia será inmediatamente percibida por el paciente, y etiquetada como sospechosa.

8. Cumple lo prometido

Para construir credibilidad y confianza es esencial cumplir lo que has prometido. Es decir, si le dices a un paciente que vas enviarle información sobre cómo mejorar su higiene dental, ¡hazlo! Le demostrarás que te preocupas por su salud y que puede confiar en ti.

9. Sigue su progreso

Otra forma de demostrar que “te importa” como persona, y no como una transacción, es llamarle después de una visita.

Con esa llamada, le estás diciendo “quiero estar seguro de que estás bien, de que llegaste a casa sin problema tras la anestesia”. Incluso, si delegas esa labor a un miembro de tu equipo, el paciente valorará tu interés.

10. Cultiva habilidades interpersonales avanzadas

La forma que tienes de relacionarte con tus pacientes, tu manera de comunicarte, la empatía que muestras y tu capacidad de escucha, entre otros aspectos, condicionan el marco de esa relación. Entrénate en tus “puntos débiles”.

Las técnicas de comunicación mencionadas, te permitirán asociarte con tus pacientes con transparencia y eficacia.

Para mejorar la confianza que tus pacientes tienen en ti debes:

  • Escuchar con atención. Siempre.
  • Hacer preguntas libres de intereses propios.
  • Permitir que tus pacientes hablen libre y honestamente sin interrumpirles.
  • Utilizar el tiempo con los pacientes de manera eficaz y dedicándoles atención plena.
  • Demostrar empatía sincera.
  • Evitar el uso de jerga clínica sin explicaciones de ningún tipo.
  • Demostrar respeto hacia los pacientes.
  • Intentar mejorar continuamente tu propia inteligencia emocional.
  • Mantener tus compromisos.
  • Estar siempre presente en las conversaciones.
  • Evitar ser agresivo o tratar de “vender” a tus pacientes.

Brand and Health. (2016). 10 maneras de aumentar la confianza de tus pacientes. abril 2016, de Portal Odontólogos Sitio web: http://www.odontologos.mx/odontologos/noticias/noticias.php?id=1972